En la actualidad se usan 3 tipos de pantallas táctiles:

  • Resistivas
  • Capacitivas
  • Ondas acústicas en la superficie

Las pantallas resistivas poseen dos capas metálicas una resistiva y una conductiva que se mantienen separadas gracias a unos espaciadores y además se protege al sistema con una capa anti-rayones; una corriente eléctrica corre a lo largo de las dos capas mientras el monitor se encuentra operaciones. Cuando el usuario toca la pantalla las dos capas hacen contacto en ese punto exacto y se mide el cambio en el campo eléctrico; luego, la computadora traduce ese cambio en coordenadas, más o menos como traduce el movimiento de la bola del mouse en un movimiento de la flechita en pantalla.

En el sistema capactivo, una capa que almacena carga eléctrica se coloca sobre el vidrio del monitor. Cuando el usuario toca el monitor con su dedo, un poco de esa carga se transfiere al usuario, haciendo que la carga en el sistema capacitivo disminuya. Esta disminución se mide con circuitos colocados en cada esquina del monitor y a partir de las diferencias de carga en cada uno la computadora puede calcular exactamente dónde se había colocado el dedo. Una ventaja del sistema capacitivo sobre el resistivo es que transmite casi el 90% de la luz del monitor, mientras que el resistivo sólo el 75%, logrando una imagen mucho más clara.

En el monitor de un sistema de ondas acústicas, dos transductores (uno recibiendo y el otro emitiendo) se colocan a lo largo de los ejes X e Y del vidrio del monitor; también sobre el vidrio se colocan reflectores (reflejan la señal eléctrica mandada de un transductor al otro.) El transductor que recibe es capaz de determinar si la onda fue modificada por un toque en cualquier instante y puede localizarlo. Este sistema no tiene capas metálicas sobre la pantalla, permitiendo el 100% de transmisión de la luz y una imagen de claridad perfecta. Esto lo convierte en el mejor para mostrar gráficos detallados (los otros dos sistemas tienen un gran deterioro en claridad.)

En cuestión de precios, el más barato es el resistivo y el más caro el de ondas acústicas. También hay diferencias sobre qué objetos pueden tocar la superficie; por ejemplo, en el resistivo no importa si es un dedo o una bola de goma; en el de ondas acústicas tampoco importa, pero no puede ser un objeto demasiado pequeño, como la punta de un lápiz. En el capacitivo, sin embargo, debe ser algo que conduzca, como un dedo, pero no puede ser una bola de goma.

Más información | How Stuff Works

A %d blogueros les gusta esto: