Hace algunos días el Falcon Heavy se convirtió en el cohete más grande del mundo capaz de poner satélites en órbita. Sin entrar en detalles de tal logro, déjenme compartirles un video alucinante del despegue y posterior aterrizaje, pero esta vez con audio binaural. Enchúfen los auriculares y escuchen por alrededor de 10 minutos. Destin, de Smarter Every Day, hizo un gran trabajo; según lo que cuenta, esto es lo más parecido a haber estado realmente ahí, porque le sonido que se escucha durante el despegue y el aterrizaje es quizás hasta más poderoso que las imágenes que se ven.

El audio binaural trabaja teniendo en cuenta que de hecho tenés una cabeza, generando no sólo un pequeño desfase entre lo que el oído izquierdo y el derecho escuchan, sino también teniendo en cuenta las frecuencias que llegan a cada uno. Se puede ver una pequeña explicación en este video mientras camina alrededor de Machu Picchu. No hay dudas de que el resultado es genial. The Sound Traveler tiene un montón de otros ejemplos. Podés ser transportado a Munich, Egipto y, por supuesto, a la terraza del Vehicle Assembly Building.

A %d blogueros les gusta esto: