Yo generalmente leo muchos blogs, o estoy suscrito a los feeds de algunos diarios que me interesan, especialmente porque en poco tiempo pueden dar un pantallazo de qué es lo más importante para seguir. Hace ya varios meses había publicado un artículo llamado “Se completó el acelerador de partículas más grande del mundo” pero nunca había tenido tantas visitas como hasta ayer.

Resulta que hubo una explosión en los medios, sobre la llamada “Máquina de Dios.” El delirio de alguien hizo que todos temieran que se creara un agujero negro que destruiría al Universo (?) Y afortunadamente la prensa argentina posee un gran grupo de ignorantes científicos que sólo copian las noticias del extranjero. Creo que en los últimos 50 años no se había hablado tanto de “física” en todos los medios de comunicación como ahora.

Lamentablemente no se aprovechó esa oportunidad para transmitir conocimientos. En vez de poner a un físico a explicar, llaman a un “informático” (se sabe que en la tele alguien con anteojos frente a una computadora se hace pasar por experto en tecnología,) que muestra unas animaciones de cómo van a colisionar partículas (o hadrones, que de todas formas nadie dice qué son.) Luego pasa a la sección miren estas páginas que hablan del fin del mundo, y concluye sus 30″ de fama diciendo que duda de la veracidad de esas reflexiones, por algo lo contactaron como experto.

La verdad es que la máquina ya funciona, y todavía no morimos (quizás porque todavía no colisionó nada.) También es verdad que ya todo el mundo dejó de hablar; si hubiera sido una tragedia talvez habría mantenido el foco de interés.

¿La Máquina de Dios? A la larga todo se reduce a márketing. Este diálogo me hizo reir bastante.

A %d blogueros les gusta esto: