Científicos

En los Estados Unidos, un informe del año 2006 de la Academia Nacional intitulado “Creciendo luego de la Tormenta” decía que se debería agrandar la cantidad de estudiantes que se preparan para entrar a la Universidad y obtener títulos en ciencia, ingeniería o matemática para que el país permaneciera competitivo. La Cámara de Comercio envió un mensaje similar refiriéndose a las diferencias entre los estudiantes de un año antes en el llamado CTIM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.) Es por esto que el presidente Barack Obama está dando incentivos para tener más profesores de ciencia.

Pero, un nuevo paper contradice la noción de un encogimiento del suministro de talentos nacidos en Estados Unidos. “Aquellos que pregonan el incremento de suministros al sistema CTIM deben enfriar su ardor un poco,” dice uno de los autores, B. Lindsay Lowell, un demógrafo de la Universidad de Georgtown en Washington. El suministro ha permanecido constante los últimos 30 años, según concluyen los investigadores luego de 6 encuestas longitudinales llevadas a cabo por el gobierno entre 1972 y 2005. Sin embargo los estudiantes más destacados terminan optando por salir del sistema de ciencia e ingeniería en cantidades mayores que en el pasado, sugiriendo que la competitividad de la economía estadounidense no es debida a un entrenamiento inadecuado en ciencia en las escuelas y la universidad sino por una falta de incentivos que hagan atractivas a las carreras científicas y tecnológicas.

Los investigadores (guiados por Lowell y Harold Salzman, un sociólogo del Instituto Urbano y de la Universidad Rutgers) sostienen que aumentando sobremanera la cantidad de estudiantes de CTIM puede terminar dañando a los Estados Unidos en el largo plazo. Esto sucede, dicen, al desmejorar los salarios de C&T convirtiendo a los potenciales innovadores de ciencia y tecnología en profesionales de managment y empresarios.

La manera de promover la competitividad de Estados Unidos en los campos de CTIM es “poniendo más énfasis en el lado de la demanda,” dice Lowell, notando que las universidades de Estados Unidos producen tres veces más graduados en CTIM que la cantidad de puestos de trabajo disponibles. Generando aún más graduados en CTIM, dice, no le da a las corporaciones ningún incentivo para mejorar los salarios, lo que sería una manera de retener a los estudiantes que mejor se desempeñan.

Las encuestas analizadas por los investigadores siguieron a estudiantes en el momento en el que terminaron la secundaria e ingresaron a la universidad, siguiéndolos por 3 y 10 años desde que terminaron la carrera. Eso les dio a los investigadores perfiles completos de educación y empleo de tres grupos diferentes de estudiantes: los que se graduaron de la universidad en 1977, 1986 y 1993.

Los investigadores encontraron que el porcentaje de estudiantes secundarios que se había inscripto en carreras CTIM o que habían obtenido un título en esas áreas luego de 5 años desde la graduación bajó ligeramente entre 1972 y 2000: del 9.6% al 8.3%. El porcentaje de egresados de CTIM que estaban trabajando en esa área después de 3 años de recibirse aumentó en ese mismo período: de 31.5% en 1977/1980 a 45% en 1997/2000. Igualmente, la cantidad de graduados que continua trabajando en ocupaciones de CTIM 10 años luego de recibirse aumentó del 34.8% al 43.7% en los períodos 77/87 y 93/03 respectivamente.

Ese no es, sin embargo, el caso de los estudiantes que mejor se desempeñan, según se mide por las notas de la escuela secundaria y las de las pruebas de admisión de los estudiantes. Aunque el porcentaje de estudiantes en el top 20% que siguen estudios de CTIM aumentó en un 21% del período 72/77 a un 28.7% en el 92/97, cayó a 13.8% en 00/05. De la misma manera, de los mejores 20% aquellos que mantienen trabajos en CTIM 10 años luego de graduarse pasó del 44.8% en el 77/87 a 43.2% en 93/03.

Los autores del trabajo dicen que esos hallazgos se encuadran con la evidencia anecdótica de que los graduados de CTIM son atraídos hacia carreras de managment y finanzas, comenzando a principios de los 90s. “Quizás la competencia, en vez de ser contra el Este,” dice Salzman, refiriéndose a las potencias económicas como China e India, “sea contra los diferentes sectores de la industria; contra Wall Street.”

Susan Traiman de la Mesa Redonda de Negocios (Business Roundtable) critica al nuevo estudio, diciendo que crea la ilusión de una provisión robusta porque junta a todos los campos del CTIM; además sostiene que puede ser que haya una mayor cantidad de graduados en las áreas de ciencias de la vida y ciencias sociales, pero no hay dudas de que hay pocos en las ingenierías y las ciencias físicas. Los hallazgos “no van a hacernos ir hacia atrás y re-examinar todo lo que hemos estado pidiendo,” dijo.

Artículo Original ¬ Science Mag
El Paper Original ¬ Rutgers
Rising Above the Gathering Storm ¬ National Academies Press

A %d blogueros les gusta esto: