Multar en base a un Teorema

En CPI encontré un divertido artículo sobre cómo funcionan las cámaras fotográficas que multan a los conductores que van a exceso de velocidad.

El que más me llamó la atención y quiero compartir aquí, es un sistema que aplica el teorema de Lagrange (o del Valor medio).

Teorema de Lagrange Básicamente lo que se dice es que si entre dos puntos (a y b) la velocidad media (es decir la distancia total recorrida sobre el tiempo total empleado) es superior a la máxima permitida, entonces forzosamente en algún punto del camino se superó la velocidad máxima.

Es decir, bastaría sacar una foto al auto cuando entra a una ruta, autopista o lo que sea, luego le tomamos otra foto a una distancia predeterminada. Si la velocidad media supera la máxima, se le aplica una multa. Con este método se evita que los autos disminuyan su velocidad porque conocen la presencia de una cámara y luego la aumenten el resto del camino, ya que aunque de una forma “matemática” se los está controlando todo el viaje.

Lógicamente la comunidad de abogados, que no entienden nada de matemática, sostiene que no se está multando el hecho de haber excedido la velocidad, porque no se sabe en qué momento se la superó. Se pudo haber entrado y salido del tramo controlado en una velocidad permitida, entonces se desconoce en qué punto se cometió la infracción.

El método no es infalible, alguien que recorre muy rápido una parte, se detiene a tomar un café y sigue, no superaría la velocidad media máxima. Pero en ese caso, ¿qué sentido tiene ir tan rápido si de todas formas no pretende llegar antes?

Yo creo que sería un gran método para autopistas o rutas (especialmente aquí e Argentina, que se tienen caminos de kilómetros y kilómetros de sólo llanura.) El problema es cuánto tiempo nos llevará tener una clase dirigente que aprenda algo de matemática, o que tenga ganas de hacer las cosas como se deben.

A %d blogueros les gusta esto: