Para poder realizar el video se colgaron 15 péndulos, cada uno con un período de oscilación ligeramente diferente. Los péndulos no están acoplados, es decir que el movimiento de cada uno es completamente independiente de los demás. El primer péndulo oscila 51 veces en 1 minuto, el segundo 52 y así sucesivamente, por lo que el período completo (el tiempo que les lleva a los 15 péndulos para regresar a la posición inicial) también será de exactamente un minuto.

Es muy divertido ver las formas que se generan; primero comienza algo como una serpiente, de repente se pierde completamente algún patrón pero en seguida aparece otro. De golpe oscilan en contrafase, de golpe se alinean, de golpe de nuevo forman como una serpiente pero a la inversa. Al cabo de un minuto están todos casi en la misma posición desde la que se los lanzó y recomienza.

Es un experimento sencillo pero muy llamativo. Lo encontré en Malkenai

A %d blogueros les gusta esto: