Una expedición al ártico investigará glaciares “Alienígenas”

Saltos de sulfuro inusuales en la isla Ellesmere sugieren cómo pudo haber evolucionado la vida en otros planetas.
Una expedición científica a un campo de glaciares en Canadá puede ayudar a los investigadores a develar los secretos sobre los comienzos de la vida y proveer nuevas bases para futuras exploraciones de nuestro sistema solar.
Un equipo formado por el Instituto de Norteamérica de la Universidad de Calgary planea pasar dos semanas estudiando eyecciones de sulfuro sobre la superficie de un campo de hielo no lejos del Polo Norte este verano (boreal), luego de que fuera descubierto por el director ejecutivo del Instituto, el Dr. Benoit Beauchamp, durante sus viajes en el área.

Beauchamp, el profesor adjunto Dr. Steve Grasby del Geological Survey de Canadá, y dos estudiantes graduados conducirán el primer estudio extensivo de las eyecciones luego de que pruebas iniciales mostraran que la rareza geológica es el hogar de una forma única de bacteria que se adaptó a la vida en un ambiente frío y rico en sulfuro.

“Nosotros realmente queremos intentar y entender el sistema de tuberías de estos saltos y de dónde viene todo este sulfuro,” dijo Beauchamp. “Esta es una propiedad muy inusual en la superficie de la Tierra y es un ecosistema extremo que puede ser un buen modelo para el inicio de la vida en un ambiente duro.

El salto también atrajo la atención de la Agencia Espacial Canadiense y la NASA, que están ayudando a financiar la expedición, porque probablemente provea el mejor ejemplo sobre la Tierra para las condiciones que se supone existen en la luna de Júpiter Europa. Esta luna, cubierta de hielo, se considera una de las mejores candidatas para el hallazgo de evidencia de vida en otros planetas dentro de nuestro sistema solar. Enviar un satélite al planeta está dentro de los primeros lugares de los posibles proyectos de la NASA. El estudiante graduado Damhnait Gleeson de la Universidad de Colorado, en un proyecto esponsoreado por el laboratorio de propulsión Jet de la NASA tomará parte del estudio para determinar si valdrá la pena probar las naves espaciales y exploradores remotos en el glaciar en el futuro.

“Estos son tiempos excitantes para la exploración planetaria en Canadá,” dijo el Dr. Alain Berinstain, Director de Exploración Planetaria y Astronomía Espacial en la Agencia Espacial Canadiense (CSA.) “Con el desarrollo de la Red de Investigación Analógica Canadiense (CARN) por la CSA, hay más oportunidades que nunca para los investigadores canadienses de profundizar nuestro entendimiento sobre otros planetas al estudiar sitios análogos en la Tierra,” dijo Berinstain. “Estos saltos de sulfuro en el Ártico pueden simplemente ponernos un paso más cerca para responder esa antigua pregunta: ¿Estamos solos en el Universo?”

Beauchamp descubrió el salto a mediados de los 90s cuando notó una mancha amarilla en la nieve mientras pasaba por el Fiordo Borup en un helicóptero. El visitó el sitio y encontró un fuerte olor a huevos podridos, indicando la presencia de sulfuro. Grasby entonces visitó el sitio en 1999 y 2001 y recolectó muestras de agua y depósitos de mineral del salto, estos contenían nuevas formas de bacterias y un mineral extremadamente raro conocido como vaterita.

Los organismos amantes del sulfuro fueron encontrados viviendo en agua extremadamente caliente alrededor de vetas geotérmicas en lo profundo del lecho oceánico pero son también observadas viviendo en ambientes fríos.

Fuente: Eurekalert

A %d blogueros les gusta esto: