giant_comet_M.jpgGracias a los datos del satélite de rayos-X XMM-Newton, de la agencia espacial europea (ESA por sus siglas en inglés,) un equipo internacional de científicos encontró una bola de gas con forma de cometa, con una masa de más de un millón de veces la masa del sol atravesando un cúmulo de galaxias distante a más de 750 kilómetros por segundo.

Esta colosal “bola de fuego” es por mucho el objeto de este tipo más grande jamás identificado.
La bola de gas tiene aproximadamente un millón de años luz de diámetro, o casi cinco mil millones de veces el tamaño de nuestro sistema solar. Parece, desde nuestra perspectiva, como un resplandor circular de rayos X con una cola como de cometa, de tamaño cercano a la mitad de la luna.

“El tamaño y velocidad de esta bola de gas es realmente fantástica,” dijo el Dr. Alexis Finoguenov, asistente adjunto, profesor de física en el departamento de Física en la Universidad de Maryland (UMBC), y científico asociado del Max Planck Institute for Extra-Terrestrial Physics en Garching, Alemania. “Se parece a una construcción masiva entregada a una de las reuniones de galaxias más grandes que conocemos.”
La bola de gas se encuentra en el cúmulo de galaxias llamado Abell 3266, a millones de años luz de la Tierra, por esto no supone ningún peligro para nuestro sistema solar. Abell 3266 contiene cientos de galaxias y grandes cantidades de gas caliente a casi cien millones de grados. Ambos el cúmulo de gas y la gigante bola de gas se mantienen juntas por la atracción gravitatoria de la materia oscura no visible.

“Lo que interesa a los astrónomos no es sólo el tamaño de la bola de gas pero el rol que juega en la formación y evolución de la estructura del universo,” dice el Dr. Francesco Miniati, quien trabajó en estos datos en la UMBC mientras realizaba una visita.

El cúmulo Abell 3266 es parte del súper cúmulo Horologium-Reticulum y es uno de los más masivos cúmulos de galaxias en el cielo del Sur. Está activamente creciendo de tamaño, como indica la bola de gas, y se convertirá en una de las concentraciones de masa más grande del universo cercano.

Utilizando los datos del XMM-Newton, el equipo de científicos produjo un mapa de entropía (entropía es una propiedad termodinámica que provee una medida del desorden.) El mapa permite la separación del frío y denso gas del cometa del gas más caliente y denso del cúmulo. Esto está basado en el espectro de rayos X. Los datos muestran con gran detalle el proceso del gas siendo arrancado del núcleo del cometa y formando una larga cola conteniendo acumulaciones de gas más frío y denso. Los investigadores estiman que se pierde una cantidad de masa como la del Sol cada hora.

“En el Abell 3266 vemos la formación de una estructura en acción,” dice el Prof. Mark Henriksen (UMBC), co-autor de los resultados. “La materia oscura es el pegamento gravitacional que mantiene la bola de gas junta. Pero mientras atraviesa el cúmulo de galaxias, se suceden una serie de tirones donde eventualmente el cúmulo vence, arrancando y dispersando gas que quizás un día alimentará e crecimiento de estrellas y galaxias dentro del cúmulo.”

Fuente: Agencia Espacial Europea

A %d blogueros les gusta esto: