Evangelio según JesucristoTítulo original: O Evangelho Segundo Jesús Cristo.

Es una novela en la que se retrata la vida de Jesús, especialmente la de los primeros años de su vida. El eje principal son los hechos narrados en los Evangelios, pero el tono y la historia son más bien libres. Saramago intentó modernizar la leyenda, dándole un carácter más bien humano y terrenal al que sería el Rey de los Judíos.

La historia comienza cuando un ángel visita a María y le anuncia su embarazo; se cuenta el viaje a Belén, la masacre de los recién nacidos ordenada por Herodes, la crucifixión de José. Sigue con los viajes de Jesús, su enamoramiento de María de Magdala y el trabajo con sus discípulos. Finalmente termina con la crucifixión, sin ser esta demasiado extensa en el libro, es decir que se centra más en la vida que en la muerte de Jesús.

El libro no intenta dar una nueva visión a las creencias religiosas, sino que mantiene los aspectos sobrenaturales, religiosos si se quiere, de los milagros de Jesús, sus profecías y sus creencias. Por algunos círculos católicos fue catalogado de libro “blasfemo”; yo considero que Saramago está escribiendo en un equilibrio muy delicado, ya que si bien se trata de una ficción, el personaje y los hechos los toma de libros sagrados. El trabajo me parece impecable siempre y cuando se recuerde que se trata de una novela y no de la reescritura de la historia; en algunos puntos diverge lo que escribe de lo que es el dogma cristiano, quizás por esto recibió duras críticas; yo prefiero juzgarlo siempre como pieza de ficción literaria.

El trabajo final es sin dudas admirable: Saramago logra transportar al lector 2000 años atrás y retrata a un personaje que sufrió y debió transportar una carga demasiado pesada para cualquier ser humano y todo sin caer en la cursilería del Código Da Vinci, por ejemplo, en la que se cuestionaría si María Magdalena estaba embarazada o no; Saramago se centra en el personaje Jesús, en lo que podría haber pensado, sentido y sufrido.

Saramago personifica a Dios en 2 momentos a lo largo del texto, primero como una nube y luego como un adulto de barba. Fueron quizás dos de los pasajes que menos me gustaron, ya que habría esperado un acercamiento más bien místico a la divinidad y no que se la bajara al mundo terrenal de esa forma. También aparece el Diablo, personificado como un Pastor, que acompaña a Jesús en los primeros años de su vida. No se por qué, pero al Diablo sí me lo habría esperado como una persona, que convive con la gente.

Hay un episodio, en el que Jesús pasa 40 días en un bote con Dios y el Diablo, en el que se cuentan los planes que ambos tienen para la humanidad. También explican cómo es posible que existan dioses de otras creencias, y cómo ellos conviven en un único lugar. Es en este momento en el que Jesús se entera de qué destino le deparaba: la cruz.

Respecto del estilo, se debe recordar que fue escrito por Saramago, es decir que los diálogos están sólo encerrados por comas, sin comillas, casi no hay puntos y los párrafos son bastante extensos. A mi parecer esto le da un mayor dinamismo, agilizando la lectura. Respecto del portugués en el que fue escrito, se debe recordar que es de Portugal y no brasilero; en mi caso es mi primer acercamiento a esa variación del idioma y no me resultó tan difícil acostumbrarme. Algunas estructuras sintácticas parecen un poco complicadas, pero quizás ayudan un poco a situarnos temporalmente hace 2000 años.

A %d blogueros les gusta esto: