Hace unos días terminé de leer el libro “Omero, Iliade” de Alessandro Baricco (en español: “Homero, Ilíada”.) Estuve esperando mucho tiempo para hacerlo porque quería primero leer la Ilíada original, pero como nunca lo hice, preferí comenzar este libro que es más bien corto.

Según lo que el propio autor nos cuenta en el prólogo, la idea surgió cuando propuso hacer una lectura pública de la Ilíada y encontró personas dispuestas a llevar a cabo la empresa. Sin embargo se dio cuenta de que si quería hacerlo con la obra original necesitaría de muchísimas horas, cosa que escapa a los cánones actuales de “entretenimiento.” Por ello decidió adaptar el texto y darle un estilo más moderno.

Se eliminaron todas las intervenciones de los dioses en el texto y se cambió el narrador: en vez de ser uno omnisciente, son los protagonistas de la historia quienes cuentan los hechos como ellos los vivieron; de este modo se logra colocar al lector en medio de la guerra. Además se agregaron comentarios ajenos a la Ilíada, que se destacan por estar en bastardilla, que según el autor son cosas que en la obra original se pueden leer entre líneas, pero que él prefirió evidenciarlas. En cuanto al resto del texto, se trata de una adaptación de una de las traducciones de la Ilíada, que excepto por el cambio de la persona verbal, permaneció casi inalterada.

Finalmente lo que se obtuvo fue una relectura de un libro clásico. La forma de ver un libro cambia de generación en generación, y en tiempos donde el mundo se sumerge cada vez más en la violencia y en las guerras, la visión que se le puede dar a un libro como la Ilíada es del todo particular. La violencia del texto es extrema, no se ahorran detalles al momento de la muerte de un hombre en manos de otro. También se destaca mucho la visión antigua de la guerra, el tema del honor, de los duelos y del respeto por los muertos. El destino fatal de los protagonistas es un elemento del que no pueden escapar, y no podría haber sido de otra forma, es una relectura, no un libro nuevo.

Luego de contar el episodio del caballo de Troya (que no está incluido en la Ilíada, pero Baricco decidió agregarlo para darle un cierre a la historia) se incluye un pequeño epígrafe donde el autor hace una breve reflexión sobre el mundo actual visto desde los ojos de la Ilíada. Nos muestra que es fundamental no dejarse seducir por el misterio de la guerra y que es necesario que el hombre produzca formas más altas aún de belleza. También muestra que en el balance entre el lado masculino y femenino dentro de la Ilíada se exprime el mismo concepto. Los griegos eran conscientes de que la guerra, si bien inevitable en algunos casos, en la mayoría no era el mejor camino e intentaban evitarla de cualquier modo.

En Argentina este libro se consigue por $49.00 (16U$), cosa que me parece excesivamente caro para un libro de menos de 200 páginas. Quizás la edición incluya algo que la italiana no lo hace. Vale realmente la pena intentar leerlo. En Roma y en Torino, donde se llevaron a cabo las lecturas públicas, hubo más de 10.000 espectadores, sin contar todos los que siguieron el espectáculo a través de la radio.

Más Información: Omero, Ilíada

A %d blogueros les gusta esto: