Después de mi primer acercamiento a Linux me di cuenta de que no había nada más importante que tener la carpeta /home en una partición diferente del disco rígido. La flexibilidad que esto nos permite es infinita; por ejemplo podemos reinstalar tantas veces como queramos nuestro sistema operativo sin perder nunca nuestras preferencias ni documentos. Además, nos permite tener diferentes distribuciones instaladas y que todas compartan las mismas preferencias, como el fondo de escritorio, las aplicaciones favoritas, etc.

Si estás instalando desde 0 tu nueva distribución, la tarea es sencilla; simplemente sigue los pasos de tu instalador (en Ubuntu y Debian aparece una opción de determinar las particiones manualmente). El problema es determinar el tamaño de la partición. Para usuarios hogareños que no emplean infinidad de aplicaciones diferentes, la distribución no ocupará más que algunos GB. En mi caso, yo tengo un disco de 160GB, al SO le destiné una partición de 20GB y el resto será para el Home.

Ubuntu recién instalado (más algunas aplicaciones extra) ocupa unos 3GB. El resto del espacio, aunque parezca inútil, se te irá llenando a medida que instales paquetes o programas adicionales (por ejemplo, la instalación de Matlab se lleva algunos GB, etc.). Por supuesto, puedes reducir el tamaño de la partición para la carpeta raiz tanto como creas que sea necesario. El espacio que le dediques a la carpeta home será cuestión de ver cuántos archivos quieres guardar (fotos, MP3, videos, etc.) eso dependerá de cada usuario.

Si ya tienen una distribución instalada y desean hacer lo mismo, simplemente deberán redimensionar la partición primaria. La opción gráfica (y a mi gusto la más segura y rápida) es instalando el paquete gparted. Sigan los pasos y elijan la opción de redimensionar las particiones; de nuevo, el tamaño que elijan para cada una dependerá de ustedes. Una vez que lo hayan hecho, deberán montar la partición nueva y copiar TODO el contenido de la carpeta /home a la nueva partición. Recuerden que no tienen que copiar la carpeta en sí misma, un comando posible sería:

sudo cp -r --preserve /home/* /ruta/a/particion/

De esta manera copiamos todos los archivos en Home a la nueva partición. El último paso es editar el fstab para que monte la carpeta home. Para eso ejecutamos

sudo nano /etc/fstab

Y le agregamos la siguiente linea

/dev/particion /home ext3 defaults 0 2

Recuerden cambiar el sistema de archivos en donde dice ext3 y poner el que hayan usado cuando realizaron el particionado. Y ya está; pueden probar con un

sudo mount -a

para que tenga efecto inmediato o pueden reiniciar la PC y ver qué pasa. Si algo llega a fallar, recuerden que todavía tienen la carpeta home en su partición original y sería cuestión de borrar la linea que agregaron en el fstab para volver a la normalidad.

A %d blogueros les gusta esto: