Diego el Cigala, un cantaor flamenco que ya había experimentado con el tango, tiene un disco que se llama Romance de la Luna Tucumana. Un mix de música incluyendo folklore y tangos argentinos. Es raro escuchar Balderrama por alguien que no arrastra las erres, como lo habría hecho Mercedes Sosa.

A orillitas del canal
Cuando llega la mañana
Sale cantando la noche
Desde lo de balderrama

Adentro puro temblor
El bombo con la baguala
Y se alborota quemando
Dele chispear la guitarra

Lucero, solito
Brote del alba
Donde iremos a parar
Si se apaga balderrama

Si uno se pone a cantar
Un cochero lo acompaña
Y en cada vaso de vino
Tiembla el lucero del alba

Zamba del amanecer
Arrullo de balderrama
Canta por la medianoche
Llora por la madrugada.

A %d blogueros les gusta esto: