Amadeus
El domingo pasado en el monumento a la carta magna (o “de los españoles” como se lo conoce) en Libertador y Sarmiento se realizó la tercera versión de este concierto al aire libre de música clásica. Entre otras cosas, se conmemoraban los 250 años del nacimiento de Mozart, por lo que todo lo que se escuchó fueron fragmentos de su obra.

Primero, hay que destacar que empezó media hora tarde.

El sonido era bastante mediocre, ya que habían colocado un grupo de parlantes a unos 60 metros del escenario, pero se lo escuchaba muy desfasado: primero se escuchaba el sonido que venía desde adelante y entre 1/4 y 1/2 segundo después el sonido que venía de atrás (por la posición en la que estábamos nosotros, entre los parlantes y el escenario.)

Cuando cantaron ópera, unas televisiones gigantes pasaban el subtítulo, pero no se llegaba a leer, era muy chico y además estaba escrito con letras violetas que se juntaban unas con otras.

Creo que lo mejor de todo fue cuando una turba de personas comenzó a agarrarse a las piñas, hasta intentaron pegarse con las sillas de playa que algunos habían llevado; al grito de la multitud de “¡SEGURIDAD! ¡SEGURIDAD!” creo que todos se dieron cuenta de que no había nadie de seguridad. Cómo es esto posible, ¿quién organizó esto?

La foto que les dejé al principio quizás responde algunas de esas preguntas.

Mi consejo: No vale la pena ir; se tienen que quedar parados todo el tiempo, la música se escucha mal (después de todo es al aire libre) la gente empuja, se pelea y la desconcentración es eterna. Hay muchas oportunidades de escuchar buena música clásica en Buenos Aires, pagando o gratis, y el concierto de Amadeus debe ser la peor.

A %d blogueros les gusta esto: