Según encuentro en Microsiervos, Goodyear es la mayor fabricante de Acetato de Polivinilo (PVA), la base que se utiliza hoy en día para la fabricación de goma de mascar (o chicle, como se le dice acá en Argentina).

Pero los inicios del chicle son más antiguos; inicialmente se utilizaba un polímero natural, proveniente de la Manilkara zapota, un árbol originario de México. Con los años se dejó de utilizar ya que resultaba más económico fabricar goma de mascar a partir de un polímero sintético.

Una de las diferencias fundamentales entre uno y otro es la relacionada con la biodegradación; el polímero natural no necesitaría de ningún tipo de tratamiento al ser desechado, mientras que el PVA debería ser tratado como cualquier otro plástico. Es muy probable que cualquier chicle que escupamos termine en algún relleno sanitario y que nos sobreviva tanto a nosotros como a nuestros nietos.

A %d blogueros les gusta esto: