Así es, a pesar de estar a pleno con la facu, tuve tiempo de actualizar el blog a la nueva versión de WordPress: 2.5.

Los mayores cambios fueron hechos en la parte administrativa del sitio, por lo que todos los visitantes no tendrán mayores novedades. Lo que hicieron los muchachos de WP sinceramente me asombró. Ahora es mucho más ameno escribir un post, la información está mucho más ordenada apenas uno entra al administrador, y parece que se evitarán problemas de incompatibilidades al usar el editor visual y el normal. Lo mejor, además, es que no hubo problemas para pasar de una versión a otra, como fue con el 2.3.1.

Los tags ahora son más fáciles de incluir ya que se van listando (al mejor estilo Gmail mientras se escribe un nombre) los que ya se usaron. Tiene una funcionalidad para crear galerias de imágenes simplemente maravillosa, aunque no la use, ya que cargo mis fotos en Picasa por una cuestión de espacio y transferencia mensual.

Además, la experiencia de cargar cosas por FTP desde una computadora que no es mía me sirvió para descubrir el Portable File Zilla. Es un cliente FTP (idéntico a File Zilla) sólo que es instalable en un pendrive, eso permite que llevemos el programa a cualquier lado, aunque no tengamos los permisos en el sistema para instalar software. Realmente me hizo revalorizar a mi reproductor de MP3 como algo mucho más poderoso que un almacenador de música.

Ahora que es más ameno escribir, prepárense para actualizaciones más frecuentes del sitio!

A %d blogueros les gusta esto: