Mientras estaba en Brasil, mi registro se venció, así que una de las primeras cosas que quise hacer al regresar fue renovarlo. Por Internet se puede pedir un turno para el día y horario deseados en la página del gobierno de la ciudad (aquí.) En la práctica, no es del todo necesario, ya que me crucé a varias personas que fueron sin turno; más que nada es un sistema para que las personas no se agrupen en determinados momentos del día.

El trámite es fácil, se va pasando de un box a otro, aunque sigue demorando bastante, especialmente porque se siguen formando colas (veremos si en algún momento se les ocurre descentralizar un poco.) La charla de educación vial es de unos 45 minutos, siempre dicen lo mismo; yo creo que es muy poco tiempo como para que valga la pena, pero peor es nada. Lo importante es ver en qué horarios están esas charlas, ya que si haciendo alguno de los exámenes nos pasamos de la hora, después hay que esperar por lo menos 60 minutos hasta que se repita. Lo mejor es, en tal caso, ir a la charla y luego volver a la rueda de exámenes.

Tips: No hace falta tramitar el libre deuda antes de renovar. Lo mejor es hacerlo ahí mismo, es gratis y rápido. Si de todas formas lo van a hacer en otro lugar, aclaren que es para el registro así no lo cobran.
En la página del Gobierno de la Ciudad existe la posibilidad de ver si alguna deuda pendiente, antes de tramitar el libre deuda.

Examen Teórico: (Aunque hay una placa en la que se lee “Exámen”) Es súper sencillo. En la propia página del gobierno se dispone de todas las preguntas que pueden aparecer con su respectiva respuesta. La mayoría son bien sencillas, quizás vale la pena prestarle atención a las “tramposas” únicamente. En total me llevó 3 minutos y medio responder las 30 preguntas; la ventaja es que no hay que esperar el resultado, ya que sale en pantalla luego de terminar el examen.

Precios: En mi caso, que me dieron el registro más de 4 años (pero menos de 5, ya que es hasta mayo del año que viene) y como era renovación después de 90 días de vencido, me costó 75$ (si no hubiera pasado tanto tiempo costaba 46$, creo.) No me parece poco dinero, sobre todo sin saber en qué se reinvierte, pero en el fondo lo pienso, y se que son sólo 25 empanadas.

Link: Sitio del gobierno de la Ciudad para el trámite de las licencias

A %d blogueros les gusta esto: