Luna llena

Siempre existió la discusión sobre si la Luna (especialmente la Luna llena) es más grande en el horizonte, cuando nace, que cuando está en su punto más alto. El núcleo de la discusión reside en qué quiere decir “es“. Entonces desde mi punto de vista, lo que quiere decir se refiere al ángulo que se forma entre mi ojo y ambos extremos de la Luna; determinando que ese ángulo no cambia, se determinará que la Luna no “es” más grande en un momento que en otro.

La forma de poder medirlo fue bastante rústica, pero convenció a la gente que estaba conmigo: coloqué una moneda de 10 centavos entre mis dedos, con el brazo extendido y apunté hacia la Luna mientras estaba en el horizonte. Ahí pude saber el “tamaño” de la Luna respecto de esa moneda. Repetí lo mismo cuando la Luna estaba en el zenit y verifiqué que la moneda y la luna mantenían la proporción. Entonces concluí que la Luna no cambia de tamaño a lo largo de su camino en el cielo.

No puedo presentarles un resultado de esto, ya que es bastante complicado, pero les sugiero que cada uno lo haga. La próxima Luna llena es el 15 de Septiembre, por lo que no falta tanto (poco más de 2 semanas.) Una cosa sorprendente, y que observarán, es que al compararla con la moneda en el horizonte la luna se les achicará, ya no parecerá tan grande como antes, así que ahí ya no quedan dudas de que el efecto es meramente psicológico.

Si buscan por internet, hay varias páginas que dan explicaciones del fenómeno, pero en el fondo lo que más importa es que cada uno se saque la duda haciendo el experimento.

A %d blogueros les gusta esto: