Guido Antonini WilsonAlgunos medios se empecinan en seguir llamando de “misterio” al tema de las valijas llenas de dólares. Yo creo que es momento de empezar a llamarlo la “vergüenza”. En un discurso más chavista que kirchnerista, Cristina K declaró que parecía todo una tramoya de los Estados Unidos para dificultar las estrechas relaciones entre Argentina y Venezuela. Ahora surge una pregunta lógica: si todo era una trampa, ¿por qué no se lo detuvo a Antonini Wilson apenas bajó del avión? (No es exclusivamente mía, casi todos los medios están criticando, aunque levemente a mi gusto, esta actitud.)

Ayer escuché en la televisión que una de las secretarias que trabajaba en la Casa Rosada declaró que Wilson había visitado la casa de gobierno en su corta estadía en Buenos Aires. Entonces la teoría del complot asumo que no sigue siendo válida. Pero dado que las declaraciones de la presidente, fueron después de haber entrado en contacto con AW no me queda otra cosa que pensar que estaba mintiendo descaradamente hacia todos los argentinos y ofendiendo a un gobierno extranjero.

Casa Rosada, Buenos AiresEl gobierno pasado (o el presente, tanto da, sigue siendo un gobierno Kirchner) fue bastante desprolijo en el tema sobornos. Que encontraran un bolso en la oficina de la ministro de economía, la secretaria de medio ambiente no se quedó atrás son temas que podrían haber salpicado a cualquier gobierno, es imposible no tener algún que otro funcionario idiota; pero ahora se involucra directamente al presidente pasado y la presidente actual. ¿Quién, en su sano juicio, usa a un ciudadano protegido por leyes extranjeras para contrabandear por lo menos 800.000 dólares? Y ahora encima se ofenden porque no lo extraditan.

Afortunadamente los argentinos tenemos un don: el de la memoria selectiva, o por lo menos el de la memoria condicionada por los medios. Nadie se olvidó de Videla, ¿y de Cabezas? O peor aún: Skanska es un nombre que sólo resuena lejanamente en eso que llamamos “memoria” (pueden visitar este enlace por si tienen dudas de lo que me refiero.) De aquí a un par de meses todo va a estar solucionado y aquí estoy jugando mi rol profético: o se encontró a un chivo expiatorio, o Mariana de Melo1 se murió y vamos a estar llorándola (hasta quizás construyéndole altares.)

1: No quiero faltarle el respeto a nadie que puede llegar a estar afligido por esta tremenda tragedia, pero quién es Mariana de Melo para dedicarle más de 1 segundo de televisión? Acaso es más que las 22 personas que mueren por día en accidentes de tránsito?

A %d blogueros les gusta esto: