Cartel en una ruta de Entre RiosDesde que uno nace escucha esa frase, dicha por políticos, padres, carteles en la calle o en blogs. Siempre me pregunté cuál era el objetivo y sigo sin haber encontrado una respuesta. Los hechos indican que las Malvinas nunca fueron Argentinas, o casi nunca. La guerra fue tan maquiavélica como el mundial de fútbol, pan y circo, pero si no alcanza…

La verdad es que ahora, cada 2 de Abril conmemoramos una masacre, la de los jóvenes argentinos que murieron por una causa perdida y completamente absurda. El alimento del futuro, reservas de petróleo, derecho a un pedazo de Antártida, un punto negro en el mapa y en el corazón de cientos de personas. Es curioso, nunca escuché de manifestaciones por la paz en el 82, mientras que cientos de personas se manifiestan contra guerras lejanas, como la de Iraq o Afghanistán.

Yo este día lo viví a la distancia, acá en Brasil nadie recordó Malvinas, hasta tuve que rendir un parcial, y quizás eso me sirvió más que nunca para darme cuenta de para qué sirve un feriado conmemorativo. Es parte de un nunca más; nunca más a que arrastren a inocentes a una guerra ajena, política, plagada de intereses, no sólo en Argentina, sino en el resto del mundo.

A %d blogueros les gusta esto: