Finalmente la corte internacional de La Haya falló sobre el caso de la pastera Botnia en el Río Uruguay, frente a Gualeguaychú. La verdad es que no me sorprende para nada la reacción de la gente; como la corte no dijo lo que nosotros queríamos, dado que somos dueños de una verdad mucho más alta, seguimos cortando y gritando al viento.

Cuando se recurrió a la corte internacional, se estaba aceptando un cierto grado de acatamiento a sus decisiones, independientemente de cuales fueran, de otra forma no tendría sentido ir a juicio. Pero ahora que tenemos el resultado, nos damos cuento de que no, la corte internacional es servil a las multinacionales así que no le podemos hacer caso en lo que decida.

De cualquier manera, veo una responsabilidad política bastante grande; la pastera está del otro lado del Río, por lo que es riqueza para otro país, otros políticos, podemos hacerle un boicot durante años; sin embargo la política nacional con respecto a Aldalgalá y la minería a cielo abierto es la de represión indiscriminada. Eso pasa adentro de nuestro país, pero lejos de Buenos Aires o de otra ciudad grande. Además son NUESTROS políticos los que se llenan de dinero con lo que ahí dentro sucede.

Finalmente me gustaría destacar cómo cada diario trata la misma noticia, simplemente citando los títulos:

Clarín: “Fuerte reclamo de los asambleístas a la Presidenta por el cierre de Botnia
La Nación: “Duro reclamo a Cristina en una masiva marcha contra Botnia
Página 12: “Gualeguaychú marchó contra Botnia luego del veredicto de La Haya

Como podemos ver, en los primeros dos el propio título dice que los manifestantes le reclaman a Cristina; en el tercero no. No solo eso, sino que en toda la nota nunca aparecen la palabras “Kirchner”, “Cristina”, “Presidenta” o “Presidente” (salvo refiriéndose a Pepe Mujica.) También podemos ver el artículo de Crítica:
Los asambleistas le exigieron a Pepe Mujica “que pida perdón” por Botnia” en donde, si bien en el título se habla del presidente uruguayo, en el artículo queda claro que el reclamo es también a la presidente argentina.

Es un tema delicado y del que espero que se llegue a una solución coherente, por ejemplo desmantelando TODAS las pasteras de Argentina que están sobre ríos y que causan “contaminación” (palabra tan ambigua a veces…) y que una vez que seamos un país limpio le reclamemos a nuestros vecinos.

A %d blogueros les gusta esto: