Hace unos años me había cruzado con un proyecto (que ahora no puedo encontrar) en el que se listaban todas las lenguas del mundo. Lo más sorprendente era que se listaban aquellas al borde de la extinción, en donde a veces la cantidad de personas que las hablaban eran tan pocas como 1 o 2 (quizás padre e hijo).

Ahora, un proyecto muy similar está en manos de la UNESCO, en el que se recopilan datos de muchas fuentes y autores diferentes y se organizan en un mapa de Google Maps. Obviamente lo primero que hice fue ver las lenguas que existen en Argentina; da pena ver algunas que ya se extinguieron y otras que tienen realmente muy pocas personas que las hablan.

Me pregunté si hay proyectos para la preservación y difusión de estas lenguas. Inclusive el quechua o el guaraní que, creo deben ser de las más difundidas, no se si tendrán un reconocimiento oficial, con clases en las escuelas impartidas en esos idiomas o por lo menos con clases de esos idiomas obligatorias. Es un tema difícil; hace unos 130 años la política era imponer el español como lengua para que los inmigrantes pudieran amalgamarse e identificarse con el país al que habían llegado. Pero hoy la realidad es completamente diferente, se trata de preservar la identidad lingüística de los que ya estaban.

Les recomiendo que visiten la página e investiguen por ustedes mismos.

A %d blogueros les gusta esto: