Hace algunos días, luego de haberlo pospuesto por meses, decidí sacar mi e-mail de la página clases.aquic y reemplazarlo por un formulario para ver si eso hacía disminuir el númeo de e-mail’s de SPAM que me estaban llegando.

Sorprendentemente, en los últimos días bajó en un orden de magnitud la cantidad de Spam que me llegaba a mi e-mail (de unos 150-200 por día) a “apenas” unos 20.

A menos que justo Gmail haya implementado un nuevo sistema de anti-spam, puedo garantizar que tener una dirección de eMail publicada en Internet puede llegar a ser una de las peores decisiones jamás tomadas.

[tags]Spam, Formulario, Clases Particulares[/tags]

A %d blogueros les gusta esto: