Hace ya un tiempo que me había preguntado por qué en algunos lugares aparece el Sans-Serif o el Serif directamente. Resulta que serif son unos pequeños detalles que se agregan a lasa letras, tal como les muestro en la imagen de al lado. El sans simplemente significa sin en francés, por lo que podemos tener tipografías con o sin serifs.

Parece que la historia sobre estos detalles no es muy clara; según Wikipedia, una de las posibilidades es que ya los romanos utilizaran el serif cuando escribían grabando la piedra. El origen del nombre tampoco es muy claro, pero aparentemente en 1813, en el estándar de letras británicas se lo llamó surripses, que algunos pronunciaban como surrifs y bueno, creo que queda claro.

Así que ya sabemos, la próxima vez que tengamos que elegir una tipografía y nos avisen que es Serif, o Sans Serif, podremos entender a qué se refiere. De hecho, la misma tipografía se puede presentar con ambas variantes. Según parece no hay estudios serios sobre la legibilidad de una u otra alternativa; la elección se hace en base a criterios estilísticos.

Más Información: Lista de tipografías (en Wikipedia)

A %d blogueros les gusta esto: