Hace unos días había escrito que estaba problemas con software malicioso en mi blog. Los problemas no cesaron, no pude encontrar la falla de seguridad (cambié contraseñas, etc.) así que decidí reinstalar de cero WordPress y conseguir todos los plugins y temas de fuentes confiables. Y en ese momento me encontré con un nuevo lanzamiento, la 3.2, apodad como Gershwin.

Obviamente a los visitantes del blog no les cambia nada, ya que lo que ven es el tema que uno tenga instalado. Pero los cambios que sí se notan son para los administradores del blog. Algunos ya se venían viendo, como pequeños cambios en el diseño (y personalización) de la barra de administración. Además ahora se pueden crear menús, para que sea más fácil determinar qué páginas se muestran en la barra de navegación.

Pero el cambio que más me gustó (y que se ve en la imagen del principio del post) es la gestión de links. Si uno quería agregar un link a otro artículo publicado, siempre tenía que abrir una pestaña, buscar el artículo, copiar la dirección, etc. Ahora es muy simple buscar y agregar un link con un par de clics, sin salir del editor de la entrada. Además agrega una opción de “pantalla completa” lo que permite trabajar en un post sin ningún tipo de distracción lateral (y si presionan F11 hasta se sacan de encima las barras del navegador).

Y, como dicen en el post oficial del lanzamiento, ahora todo es más ligero y rápido. Además, el tema por defecto (twenty eleven) se basa exclusivamente en HTML5, lo que permite comenzar explotar las nuevas tecnologías que hay disponibles en internet hoy en día.

Yo estoy muy contento con la plataforma y estoy realmente sorprendido con la versatilidad. Además, aquellos que no quieran lidiar con estos problemas de que pueden hackearnos, etc. siempre tienen la opción WordPress.com, que les permite alojar sus blogs con un par de clics (a expensas, obviamente, de un poco de flexibilidad respecto de las configuraciones).

A %d blogueros les gusta esto: