Durante todo el viaje a Brasil usé una libreta en la que anoté de todo: desde los gastos, hasta los nombres, e-mail’s, teléfonos, etc. de las personas que conocía, e inclusive una mini-gramática alemana.

Curiosamente la última hoja de la libreta se me acabó saliendo de Porto Alegre, hecho que señaló dos cosas: el fin del viaje y el fin del diario de viaje. Hasta ahora nunca más volví a escribir sobre Brasil, pero lo haré en breve, apenas termine con el viaje anterior a Bolivia y Perú.

Hoy, después de 4 meses sin libreta, pasé por la misma librería por la que había pasado antes de irme de viaje y conseguí exactamente la misma libreta. Como no uso agenda, no hay nada mejor que tener un lugar donde se pueda anotar cualquier cosa, desde una dirección, un teléfono, el horario de una clase, o hasta el interno de un colectivo para denunciar…

Sin más preámbulo (3 párrafos creo que fueron suficientes) les dejo a la protagonista:

Libreta LIDER

[tags]Libreta Lider, anotador[/tags]

A %d blogueros les gusta esto: