Título Original: Burn After Reading
Direcores: Ethan Coen y Joel Coen

Quémese después de leerse

Quémese después de leerse

Hacía bastante tiempo que no iba al cine y por suerte la elección de la película esta vuelta fue bastante afortunada. La historia es difícil de resumir, comienza con el agente de la C.I.A. Osbourne Cox (John Malkovich) que es despedido por ser un alcohólico. En ese momento decide comenzar a escribir sus memorias, que serían “explosivas.” Al mismo tiempo su mujer (Tilda Swinton) mantiene un romance con George Clooney y planea el divorcio. Casualmente las memorias del agente caen en manos de Chad (Brad Pitt), un entrenador y Linda (Frances McDormand), una secretaria de un gimnasio, quienes las confunden con información clasificada.

La película presenta varios ejes, como el divorcio del agente Cox de su mujer, su alcoholismo y el intento de recuperar sus memorias, los amoríos de George Clooney (quién a su vez también es casado,) el intento de Linda por conseguir dinero para unas cirugías estéticas y la ayuda de Chad. La historia girará en torno de todos estos ejes, que desde un comienzo estarán entrelazados y que poco a poco se irán desenredando. Por el otro lado, está siempre presente la C.I.A., como un observador pasivo de los hechos y que no logra entender nada de lo que está sucediendo.

La película puede ser clasificada como “comedia“, aunque sin dudas sería un calificativo que queda corto; el humor es más bien negro (al punto de generar risas de la muerte a sangre fría de una persona,) por lo que verla en el cine es importante: de golpe se genera una escena con cierta tensión, alguien emite un pequeño sonido y segundos después están todos riéndose.

Creo que los personajes están muy bien logrados, cada uno de los actores encajó perfectamente en su papel. Me llamó mucho la atención la actuación de Brad Pitt (personalmente no soy uno de sus admiradores) pero en esta película hace, creo, el único papel que puede hacer realmente bien: el de boludo. Desde que aparece en escena es una constante fuente de risas; desde su peinado hasta las miradas que hace. El papel es completamente diferente al que hace, por ejemplo, en Babel; aquí aparece mucho más joven y despreocupado.

Los demás actores no se quedan atrás; George Clooney actúa como el galán (si se lo puede llamar así) de la película. Un tipo que se las da de importante (quizás porque carga un arma) y que es adicto a las mujeres. John Malkovich hace una gran actuación en su papel de alcohólico, deprimido por el despido y por el divorcio con su mujer. Las actrices principales son dos; Frances McDormand hace un gran trabajo; está desesperada por conseguir dinero para realizarse unas cirugías estéticas y por conseguir hombres. Se cree capaz de chantajear a la CIA o de vender información a los rusos. La otra, Tilda Swinton, la mujer del agente de la CIA, no me gustó tanto en su papel; es difícil de explicar, pero fue simplemente la sensación que percibí. Quizás sea una cuestión del personaje que debió interpretar más que de ella como actriz.

Para concluir, les dejo un diálogo entre George Clooney (Pfarrer) y Tilda Swinton (Cox) mientras ella manejaba el auto:

Pfarrer: Go around the corner, we’ll do it in the back.
Cox: You’re so coarse.
Pfarrer: Back of the car… not the rear entry situation…

A %d blogueros les gusta esto: