Copacabana, a orillas del lago más alto del mundo

Vista de Copacabana desde la Horca del Inka

Siempre que se habla de Copacabana, se piensa automáticamente en alguna de las playas cariocas. Sin embargo esto puede ser completamente diferente para alguien que haya visitado Bolivia: Copacabana es una ciudad a orillas del lago Titicaca, del lado boliviano, en el estado de La Paz.

Es una ciudad relativamente pequeña, de sólo 6000 habitantes, pero un destino turístico obligado para aquellos que desean visitar la Isla del Sol y la Isla de la Luna para entrar en el contacto más auténtico con la cultura andina. También es una ciudad de paso casi obligado para las personas que desde Argentina o Brasil se dirigen hacia Cusco por tierra y el lugar de vacaciones elegido por muchos paceños.

No es difícil encontrar alojamiento ya que se están construyendo un sinfín de hostales y hoteles. Los precios pueden variar entre 1,5U$ y 15U$ la noche encontrando hostales de todo tipo, muy cuidados, con cocina, a veces con desayuno y hoteles pequeños, pero que preservan el encanto de la ciudad (no se podrá ver un Sheraton.) En la calle 6 de Agosto, una de las que nace en la plaza principal, se encuentra la mayor oferta de alojamiento.

Puesta de Sol

Una vez en la ciudad se pueden realizar varias excursiones, la mayoría son a lugares a los que se puede llegar a pie, aunque la gran altura (más de 3000 metros sobre el nivel del mar) harán que lo pensemos dos veces antes de emprender largas caminatas. Subir el cerro el Calvario nos ofrecerá una gran vista de todo el lago y de la ciudad; es un gran esfuerzo físico tanto para subir como para bajar, y no hay alternativas a hacerlo a pie. Mucha gente realiza esta peregrinación todos los días, como oferta a Dios.

Cerro el Calvario

Del lado opuesto de la ciudad (respecto del Calvario) se encuentra el Pequeño Calvario, un cerro bastante más pequeño, al que se puede subir a pie para llegar a la Horca del Inca. Allí mismo es posible encontrar niños de la zona que se ofrecen para llevarnos a recorrer otros lugares, entre los que se encuentra una cueva en la que en el pasado se encontraba una momia Inka, el trono de los reyes, algunas pinturas pre-colombinas y el cuarto de reyes. Los chicos (de entre 9 y 12 años) viven de pasear turistas durante los meses de vacaciones (Diciembre-Enero y Febrero) aunque se los puede encontrar durante los fines de semana fuera de temporada.

Catedral de Copacabana

Otras excursiones incluyen el Baño del Inca (poco visitado por los turistas) al que se llega luego de caminar 20 minutos (por terreno llano) y la catedral. Es muy frecuente ver una tradición típica de Copacabana en la que se bautizan a los autos luego de ser comprados, para que los viajes sean seguros. Es posible encontrar gente que fue de toda Bolivia, Perú y hasta Argentina para asistir a ese ritual.

Además, la ciudad es el punto de partida para las visitas a la Isla del Sol y de la Luna, muy conocidas por ser las islas a mayor altitud en el mundo. Las excursiones se pueden comprar en Copacabana mismo; es aconsejable que se intente pasar una noche en la isla, para ellos se puede hablar con los lugareños que se ofrecerán a recibirnos a cambio de alguna ayuda. No hay nadie que haya vuelto de las islas sin reconocer que ha sido una experiencia única.

Fotos: Aqui_c

A %d blogueros les gusta esto: