Potosí: Oro en las alturas

Potosí
Potosí es la segunda ciudades que se encuentra a mayor altura en el mundo, y la más alta de Bolivia. Se encuentra a los pies del famoso Cerro Rico, del que durante siglos se extrajeron minerales preciosos. Actualmente es una ciudad que cuenta con aproximadamente 135.000 habitantes.

La ciudad de Potosí floreció casi simultáneamente con las ciudades de Minas Gerais en Brasil, gracias a la extracción de plata de sus minas. La mayor parte de esta plata fue llevada a España, por lo que es frecuente encontrar en la ciudad un gran resentimiento hacia los colonizadores.

En la ciudad se pueden encontrar numerosos edificios coloniales, museos, iglesias y obras de arte. El más representativo es la casa de la moneda, un museo que contiene un gran número de obras de arte, así como también una muestra riquísima sobre la extracción, manipulación y acuñación de las monedas de oro y plata. También hay una colección de arte pre-colombina. Este edificio tiene la importancia, además, de ser el segundo más grande dejado por los españoles en América.

Si bien hay un gran número de Iglesias en la ciudad, construidas durante la época colonial, gracias el oro extraído de las minas, una falta de políticas de preservación como la Brasilera hace que muchas estén cerradas al público o en mal estado. De todas formas la ciudad posee un aura especial, de una grandeza que se esfumó en los años. La gente es muy amable y dispuesta a ayudarnos en lo que se precise. De todas formas durante la noche es recomendable tomar todos los recaudos como en cualquier ciudad de mediana importancia.

Es importante recordar que la gran altitud a la que se encuentra la ciudad hace que hasta en pleno verano (Enero) pueda nevar. Por esto es importante llevar ropa de abrigo, sin importar en qué período se vaya.

Una visita forzada a cualquier persona que visita la ciudad es a las Minas del Cerro Rico de Potosí. En cualquier agencia de turismo nos podrán vender un paquete que incluye el guía y el equipo (ropa, botas y linterna.) Es interesante visitar las minas, porque sólo de este modo se reconoce la realidad de los mineros. El trabajo de 15 horas sin ver ni por un segundo la luz del sol; la gran altitud hace que la fatiga sea casi inmediata y los gases tóxicos hacen que los mineros tengan un promedio de vida de menor de 45 años, a pesar de que la edad de jubilación es después de los 60.

Foto: jimcintosh

[tags]Bolivia, Potosí, Minas, Oro, Plata, Mineros[/tags]

A %d blogueros les gusta esto: